LEYENDAS DE PEÑÍSCOLA

Una noche inolvidable para revivir aquellos mitos y leyendas que se ocultan en este rincón del Mediterráneo



Érase una vez el Mediterráneo.

Desde tierra firme, el mar, especialmente el Mare Nostrum, siempre ha provocado entre nosotros una fascinación cargada de la mas variada mitología. Por su azul superficie han circulado ánforas llenas de aromáticos vinos, barriles de anchoas, tabacos y otros productos no tan materiales pero igualmente o más importantes como las ideas o las creencias, las artes, lejanas melodías y tantas y tantas historias que contribuyeron en la creación de las civilizaciones.

Por sus aguas viajaron navegantes de leyenda, como los argonautas, y otros de carne y hueso para los que este mar era su sustento. Temido y adorado, el Mediterráneo fue el reino del caprichoso Poseidón, unas veces tranquilo y otras tempestuoso.

Durante milenios los habitantes de sus costas han intentado comprender los secretos de esta rica despensa custodiada por los vientos y con el paso del tiempo sus misterios se han ido revelando. Zambúllete en un fascinante universo repleto de criaturas inquietantes, barcos errantes, Nereidas, sirenas, dioses, mercaderes o terribles piratas, a la vez que descubres algunos rincones mágicos de la Ciudad en el Mar.





¿SABíAS QUE...?

Según la mitología griega las sirenas eran criaturas fantásticas con la mitad del cuerpo en forma de pájaro y la otra mitad de mujer.

Eran compañeras de Perséfone y al ser raptada ésta por Hades, no lograron salvarla por lo que en venganza la madre de Perséfone, la diosa Deméter, las transformó en un híbrido, mitad mujer y mitad pescado.

Vivían en la isla de Artemisa y tenían un canto melódico como el de los pájaros, sumamente atractivo, seductor, que llamaba la atención de los marineros, advirtiéndoles de los encantos ocultos del mundo submarino, engañándolos así para hacerlos caer en su trampa y devorarlos.


CONSEJOS PARA REALIZAR ESTA RUTA