SIERRA DE IRTA: VISTAHERMOSA

Disfruta de las impresionantes vistas panorámicas y legado patrimonial del corazón del Parque Natural de la Sierra de Irta



Hace sólo unas pocas décadas la Sierra de Irta era una tierra intensamente explotada por nuestros antepasados para lograr sobrevivir. Pastores, agricultores y segadores de palma trabajaban entre estos montes, hoy silenciosos.

En esta ruta descubrirás la Sierra de Irta más oculta y desconocida. Penetra en la cueva donde se refugiaron algunos peñiscolanos durante del Guerra de España y donde se han reunido rebaños durante siglos. Conoce el corral de Baltasar, de grandes dimensiones y con magníficas vistas. Descubre como se obtenía la cal para encalar y potabilizar el agua.

Camina sobre el fango de la Baseta Groga, donde se recogía el agua para el ganado. Sorpréndete con una de las mayores concentraciones de casetas de piedra en seco -construcciones hechas con piedra sin argamasa- en la zona de Vistahermosa, sin lugar a dudas, la zona cultivada más elevada de la Sierra de Irta, abandonada desde 1956. Descubre por qué esta partida se llama Vistahermosa. Y, como guinda, conoce la ermita de San Antonio, con origen documentado, al menos del siglo XIV.





¿SABíAS QUE...?

la zona de Vistahermosa fue abandonada en 1956 por una larga y desoladora helada? En efecto, el abandono de Vistahermosa no fue gradual, como en otras zonas de rendimientos agrícolas bajos.

El abandono se debió a esta helada que se prolongó durante varios días a principios del mes de febrero de 1956. Las bajas temperaturas acabaron completamente con los escasos algarrobos y afectaron seriamente a la mayoría de los olivos,

el principal cultivo de la zona. Se decía que el aceite producido con las aceitunas de Vistahermosa era el de mejor calidad de Peñíscola.


CONSEJOS PARA REALIZAR ESTA RUTA